Oración a San Judas Tadeo

San Judas es uno de los doce apóstoles y es reconocido como el santo de las causas difíciles. A menudo se realiza la oración de San Judas Tadeo para el dinero, la salud, el amor, entre otras peticiones.

oracion a san judas tadeo

En este artículo podrás encontrar una oración a San Judas para pedir por estas tres cosas individualmente y una oración para las causas difíciles. Seguidamente podrás seleccionar la oración de San Judas que deseas leer:

Oración de San Judas Tadeo

A continuación podrás leer una oración poderosa a San Judas Tadeo para pedir por cualquier causa difícil que tengas:

Santísimo Apóstol, San Judas, fiel servidor y amigo del señor Jesús, la Iglesia te honra e invoca en todo el mundo, como patrón de los casos difíciles y desesperados, de las cosas casi imposibles.

Te pido que ruegues por mí, que estoy muy desamparado y solo.

Intercede ante Dios por mí para que traiga una ayuda visible y rápida, allí donde la ayuda es casi desesperada. Te pido que vengas a socorrerme en esta gran necesidad para que reciba el consuelo y la ayuda que necesito del cielo en todas mis necesidades, tribulaciones y sufrimientos, particularmente:

(Menciona tu petición)

y para que pueda alabar a Dios contigo y con todos los santos por siempre. Prometo, oh bendito San Judas, tener siempre presente este gran favor que Dios me ha concedido el día de hoy y honrarte siempre como mi especial y poderoso patrón, y fomentar con gratitud la devoción hacia ti.

San Judas ruega por nosotros y escucha nuestras oraciones.

Bendito sea el Sagrado Corazón de Jesús.
Bendito sea el Inmaculado Corazón de María.
Bendito sea San Judas Tadeo por toda la Eternidad.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para el dinero

Aquí debajo podrá leer una oración urgente a San Judas Tadeo para el dinero, el trabajo o los malos momentos económicos.

San Judas Tadeo,
Apóstol de Cristo y glorioso mártir,
gran intercesor en todos los problemas difíciles y desesperados.
Me dirijo a ti con fe
para pedir tu generosa ayuda
pues estoy atormentado
por la falta de medios económicos.

Tú que eres mi santo favorito
mi bendito patrón y mi protector,
acoge mi alma y mi cuerpo, mi mente y mi corazón;
Yo, postrado ante ti, te pido
por los Sagrados Corazones de Jesús y María
que me eches una mirada compasiva
y no desprecies mi sentida oración
para que mi confianza no sea vana.

Tú que, además de un amor singular,
estáis unidos con lazos de parentesco a
el Divino Redentor Jesucristo, fuente de todo bien,
y eres un poderoso auxilio de los desesperados.

Ruega por mí, mi patrona,
para que, asistido por tu preciosa intercesión,
pueda recibir una pronta y eficaz solución
para mis agobiantes necesidades económicas.
Haz que pueda obtener con urgencia el dinero necesario
para hacer frente a todos mis gastos, pagos, deudas,
y tener paz mental y tranquilidad.
Haz que, con la certeza de ser escuchado,
obtenga lo que tanto necesito:

(Menciona tu petición)

San Judas,
te honro con especial afecto y devoción,
dame la presencia y la fuerza de Dios.
Obtén para mí, por la gracia del Señor Jesús, María y José
la liberación, la prosperidad, el trabajo y la salud;
haz que el bienestar se instale en mi hogar.

Como expresión de mi afecto y gratitud
te prometo que promoveré una auténtica devoción hacia ti
y ya desde este momento,
te doy infinitas gracias por todos tus favores.

Amén.

Oración a San Judas Tadeo para la salud

Santísimo Apóstol, San Judas, amigo de Jesús, me pongo a tu cuidado en este momento tan difícil. Reza por mí; ayúdame a recordar que no tengo que afrontar mis problemas solo. Por favor, únete a mí en mi necesidad, pidiendo a Dios que me envíe consuelo en mi dolor, valor en mi miedo y curación en medio de mi sufrimiento. Pídele a nuestro Dios amoroso que me llene de gracia para aceptar lo que nos espera a mí y a mis seres queridos, y que fortalezca mi fe en el poder curativo de Dios. Gracias, San Judas, por la promesa de esperanza que ofreces a todos los que creen, e inspírame para dar este regalo de esperanza a los demás como me lo han dado a mí. Amén.

Oración a San Judas Tadeo para el amor

San Judas, patrón de los desesperados, por favor, escucha mis oraciones porque estoy en una situación desesperada. Una persona llegó de repente a mi vida y me hizo sentir algo que nunca pensé que volvería a sentir. Esta persona me hace feliz ya que mi vida era solitaria y llena de dolor. No puedo abrir su corazón para mí, ya que se está alejando lentamente. No sé por qué de repente fue así sabiendo que antes éramos tan felices. Por favor, reza para que un día se despierte y se dé cuenta de que soy el verdadero amor por el que ha estado rezando. Nunca pasa un día sin que esté en mis oraciones. Tengo las más sinceras intenciones. Si un día escuchas mis oraciones, llamaré a nuestro hijo «Tadeo» para conmemorar mi patrocinio. Por favor, no me dejes ahora, San Judas. Rezar es todo lo que me queda y soy muy consciente del poder de las oraciones. Amén.

Más acerca de San Judas

San Judas, también conocido como San Judas Tadeo, es conocido y amado en todo el mundo como el Patrón de las causas difíciles. Fue uno de los doce Apóstoles y primo de Jesucristo. Predicó valientemente el Evangelio, a menudo en las circunstancias más difíciles.

oracion de san judas tadeo

A menudo se muestra a San Judas portando una imagen de Jesús. La tradición nos dice que esto recuerda un milagro cuando un rey, afligido por la lepra, se curó de esta horrible enfermedad después de que San Judas le diera un paño que había sido presionado contra el rostro de Cristo.

A lo largo de los años, muchas personas que se encontraban en una situación desesperada han acudido a San Judas para rezar. Santa Brígida de Suecia dijo que se le indicó en una visión que rezara con profunda fe y confianza a San Judas. Afirmó que Cristo le dijo: «De acuerdo con su apellido, Tadeo, el amable o cariñoso, San Judas se mostrará muy dispuesto a ayudar».

En América, fueron los frailes dominicos quienes ayudaron a difundir la devoción a San Judas, particularmente en los Estados Unidos. En 1903, el padre Thomas Lorente y los miembros de la Provincia Dominicana Española llegaron a Nueva Orleans y se les pidió que cuidaran el edificio de la iglesia más antigua de Nueva Orleans, la Capilla Mortuoria, ahora llamada Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe. En 1935, la Capilla de Nuestra Señora de Guadalupe comenzó una novena pública a San Judas.

Hoy en día, San Judas sigue siendo uno de los santos más populares y queridos, un intercesor celestial de confianza para todos aquellos que buscan la ayuda de Dios en momentos de crisis familiar, enfermedad y problemas, especialmente cuando toda esperanza parece perdida.

Más oraciones para seguir leyendo: