Oración a San Silvestre

El 31 de Diciembre se recuerda la carrera de San Silvestre y muchas personas realizan una oración a San Silvestre para conmemorar esta fecha de festividades.

oracion a san silvestre

Si has llegado a este sitio web buscando una oración a San Silvestre para el 31 de Diciembre, eso mismo es lo que podrás encontrar en este apartado. Sigue leyendo para comenzar a leer la oración a San Silvestre del monte mayor, luego podrás conocer información sobre Ex Papa.

Oración de San Silvestre

A continuación encontrarás la oración de San Silvestre del monte mayor, podrás leerla y repetirla algunas veces para conmemorar el día de festividad a San Silvestre:

Ven, Señor, en ayuda de tu pueblo,
sostenido por la intercesión del querido Papa San Silvestre,
para que, corriendo el curso de esta vida presente bajo tu guía,
seamos capaces de alcanzar felizmente la vida sin fin.
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,
que vive y reina contigo
en la unidad del Espíritu Santo,
un solo Dios, por los siglos de los siglos.
Amén.

En caso de tener una petición, puedes mencionarla al finalizar la oración.

Acerca de San Silvestre

Si rezas la oración a San Silvestre, te recomendamos conocer un poco acerca de él:

San Silvestre nació en Roma a finales del siglo XX, es hijo de Rufino y Justa.

Fue educado por un sacerdote llamado Carinus en literatura y teología y fue ordenado sacerdote por el Papa San Marcelino.

Fue testigo del triunfo de Constantino en el 312 y a la muerte del Papa San Melquíades, fue elevado al papado en el 314. Ese mismo año envió cuatro legados al Concilio de Occidente celebrado en Arlés. En este concilio se condenó el cisma donatista y la herejía del Cuartodecimano y el Papa Silvestre aprobó los cánones redactados en el concilio para toda la Iglesia.

Fue el responsable de la construcción de la basílica original de San Pedro y San Juan de Letrán y puede que también fuera el responsable de la creación del primer martirologio.

En el año 325 se convocó el Concilio General de Nicea para tratar la herejía arriana. Los arrianos profesaban que Cristo no era verdaderamente Dios y esta herejía llegó a ser tan frecuente que durante un tiempo la mayor parte del mundo cristiano aceptó sus enseñanzas. El Papa no pudo asistir al concilio debido a su edad, pero envió a tres sacerdotes, Osio, Vito y Vincentius, para que actuaran en su lugar. Como muestra de la importancia de los representantes del Papa, estos tres sacerdotes figuran por delante de los patriarcas orientales en la lista de asistentes al concilio. El concilio condenó el arrianismo y redactó el Credo de Nicea, que se recita en cada misa.

El Papa Silvestre murió en el año 335 después de haber sido Papa durante 21 años. Fue enterrado en el cementerio de Priscila, pero el Papa Sergio II hizo trasladar su cuerpo bajo un altar en la iglesia anexa al cementerio en el año 800.

En 1227, el Papa Gregorio IX hizo su fiesta universal para la Iglesia. La Iglesia occidental conmemora la fiesta el 31 de diciembre. La Iglesia de Oriente la conmemora el 10 de enero.

Más oraciones recomendadas: