Novena a la Divina Misericordia

Si estás buscando una novena enfocada en la misericordia de Dios y su poder, esto es justo lo que aquí podrás encontrar. Para que tus pecados sean perdonados te recomendamos leer la novena a la divina misericordia que aquí te enseñaremos.

novena a la divina misericordia

Organizada por los diferentes días(día 1 al día 9), compartiremos contigo la novena de la divina misericordia de principio a fin, ¿qué estás esperando para comenzar a rezar esta novena?. ¡Comienza ahora mismo!

Novena a la Divina Misericordia Día 1

  • El misericordioso Jesús, cuya naturaleza es tener compasión por nosotros para perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino sobre nuestra seguridad que ponemos en tu bondad sin límites. Recibirnos a todos en la morada de tu corazón más compasivo, y jamás nos dejes escapar de allí. Te rogamos esto por tu amor que te une al Padre y al Espíritu Santo. Padre Eterno, regresa tu mirada misericordiosa sobre la humanidad y principalmente sobre los pobres pecadores, todos envueltos en el Corazón más compasivo de Jesús. Por el bien de su dolorosa pasión muéstranos tu misericordia, para que tengamos la posibilidad alabar el infinito poder por siempre y para toda la vida. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 2

  • Misericordioso Jesús, de quien procede todo lo bueno, incrementa tu felicidad en los hombres y mujeres consagradas a tu servicio que hagan dignos proyectos de misericordia y a todos los que tienen la posibilidad de glorificar al Padre de la Misericordia que está en el Cielo. Padre Eterno, transforma tu mirada misericordiosa sobre la empresa de los seleccionados en tu viñedo – sobre las almas de sacerdotes y religiosos y entrégales la fuerza de Tu Bendición. Por el cariño del corazón de tu hijo en el que están envueltos, imparte a ellos tu poder y tu luz, para que logren asesorar a otros en el sendero de la salvación, y con solo una voz canten elogios sin límites, Misericordia desde hace tiempo, sin fin. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 3

  • Misericordioso Jesús, del tesoro de tu misericordia, impartes tus gracias en gran abundancia para todos y cada uno. Recíbenos en la morada de tu corazón más compasivo y jamás nos dejes huir de ella. Te rogamos esta felicidad por ese espectacular amor por el Padre celestial con el que tu corazón arde tan ferozmente. Padre Eterno, haz tu mirada misericordiosa sobre las almas leales, como sobre la herencia de Tu Hijo. Por el bien de su pasión dolorosa, dales tu bendición y rodéalos con tu constante protección. De esta forma jamás fallarán en el cariño o perderán el tesoro de la Santa Fe, pero más bien, con todas las huestes de ángeles y santos, que glorifiquen tu sin límites misericordia por un sinfín de edades. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 4

  • Jesús Compasivo, eres la luz de todo el mundo entero. Recibe en la morada de tu corazón más compasivo las almas de esos que todavía niegan de ti o no te conocen. Deje que los rayos de Su Felicidad los ilumine para que ellos, junto con nosotros, ensalcen su extraordinaria misericordia, y no los dejes huir de la morada que es tu corazón compasivo. Padre Eterno, regresa tu mirada misericordiosa sobre las almas que no creen en tu Hijo, y de los que todavía no te conocen, pero que están encerrados en el Corazón más compasivo de Jesús. Atráelos a la luz del Evangelio. Estas almas no tienen idea de la enorme felicidad que es amarte. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 5

  • Misericordioso Jesús, la amabilidad misma, no rechazas la luz a los que te la piden. Recibe en la morada de tu corazón misericordioso las almas de esos que están separados de su Iglesia. Atráelos con tu luz hacia la unidad de la Iglesia, y no les dejes huir de la morada de tu corazón más compasivo, ellos además vienen a glorificar la generosidad de Su Misericordia. Padre Eterno, da un giro con Tu mirada misericordiosa sobre las almas de los que están separados de la Iglesia de tu Hijo, especialmente esos que han malgastado sus bendiciones y abusado de sus gracias por persistir obstinadamente en sus fallos. No mires sus fallos, sino el cariño de Tu propio hijo y su amarga pasión, que sufrió por ellos, debido a que ellos, también están encerrados en su corazón más compasivo. Háganlo para que logren glorificar Su enorme misericordia por un sinfín de años. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 6

  • Recibe en la morada de tu corazón más compasivo a todos los mansos y humildes y las almas de los jóvenes chicos. Estas almas envían a todo el Cielo al éxtasis, y son los preferidos del Padre Celestial. Son un ramo de olor dulce frente al Trono de Dios; Dios mismo se deleita en su fragancia. Estas almas tienen una morada persistente en Tu corazón más compasivo, oh Jesús, y cantan incesantemente un himno de amor y misericordia. Padre Eterno, regresa tu mirada misericordiosa hacia las almas mansas y humildes y hacia las almas de los jóvenes chicos, que están envueltos en la morada que es la más compasiva, el Corazón de Jesús. Estas almas se parecen bastante a tu Hijo. Su fragancia se eleva de la tierra y llega a tu propio trono. Padre de la Misericordia y de toda la amabilidad, te ruego por el cariño con el que llevas estas almas y por el exitación con la que las acoges. Bendice a todos para que todas las almas juntas canten las alabanzas de Tu Misericordia. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 7

  • Jesús misericordioso, cuyo corazón es el cariño mismo, recibe en la morada de tu Corazón compasivo las almas de esos que especialmente exaltan y veneran la excelencia de Su misericordia. Estas almas son capaces con el poder de Dios mismo. En medio de todas las aflicciones y adversidades, van adelante confiando en Su Misericordia. Estas almas son unidas a Jesús y llevan a toda la raza humana sobre sus hombros. Estas almas no van a ser juzgadas severamente, pero Su Misericordia los abrazará cuando se vayan de esta vida. Padre Eterno, vuelve tu mirada misericordiosa a las almas que glorifican y veneran tu más grande atributo, la de tu insondable misericordia, y que están encerrados en el corazón más compasivo de Jesús. Estas almas son un Evangelio vivo; sus manos están repletas de proyectos de misericordia y sus espíritus, desbordantes de alegría, cantan un cántico de misericordia a Ti, Oh Altísimo! Te lo ruego, Oh Dios! muéstrales tu misericordia de acuerdo con la promesa y la seguridad que pusieron en ti. Deja que se cumpla en ellos la Promesa de Jesús, que les mencionó que a lo largo de su vida, pero más que nada en la hora de la desaparición, las almas que venerarán esta insondable Misericordia, él mismo se defenderá con Su Gloria. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 8

  • Misericordioso Jesús, tú mismo dijiste que quieres misericordia, por eso traigo a la morada de tu corazón más compasivo las almas del purgatorio, almas que son muy queridas y no obstante, quien debe llevar a cabo retribución a Vuestra Justicia. El agua que brotaba de tu corazón apagaba las llamas del fuego purificador, además, el poder de su misericordia puede ser alabado. Padre Eterno, haz tu Mirada misericordiosa a las almas que sufren en el Purgatorio, que están envueltas en el Corazón compasivo de Jesús. Te lo ruego, por la dolorosa pasión de Jesús tu Hijo, y por toda la amargura con la que su alma más sagrada fue inundada, manifiesten su misericordia a las almas que están bajo tu justo escrutinio. Míralas, por medio de las lesiones de Jesús tu amado hijo, porque suponemos firmemente que no hay límite a tu amabilidad y compasión. Amén.

Novena a la Divina Misericordia Día 9

  • Jesús Compasivo, tú eres la compasión misma. Traigo almas tibias a la morada de tu corazón más compasivo. En este fuego de Tu Amor Puro deja que estas tibias almas que, como cadáveres, te llenaron de un odio tan profundo, vuelvan a arder en llamas. O Jesús Compasivo, ejerce la omnipotencia de tu misericordia y atráelos al mismo ardor de tu amor; y dales el don del amor santo, porque nada esta más allá de tu poder. Padre Eterno, regresa tu mirada misericordiosa hacia las almas tibias que son envueltas en el Corazón más compasivo de Jesús. Padre de la Misericordia, te ruego a ti, por la amarga pasión de tu Hijo y por su agonía de tres horas en la Cruz, déjalos también, glorificar el abismo de tu misericordia. Amén.

Oración para finalizar el rezo

Cuando te confiesas, en esta fuente de la misericordia, la sangre y el agua que vino de mi corazón siempre fluyen sobre tu alma en el Tribunal de Misericordia. Los milagros tienen lugar y son incesantemente repetidos, aquí la pobreza del alma está con el Dios de la Misericordia. Ven con fe a los pies de mi gerente, yo mismo te estoy aguardando ahí. Yo mismo actúo en tu alma… Haz tu confesión frente a mí. Jamás examines qué clase de sacerdote es de la que me sirvo; abre tu alma en confesión como lo harías conmigo, y yo la llenaré con mi luz… ¿Era un alma como un cadáver en descomposición, para que desde el criterio humano, no hubiera esperanza de restauración? y todo se perdería ya, no es de esta forma con Dios.

El milagro de la Divina Misericordia restaura esa alma en su integridad. Si su seguridad es grande, no hay límite para mi generosidad. Nuestro Señor hizo elemental la recepción de la Eucaristía y la Reconciliación para obtener su promesa de determinado perdón de los errores y castigos, para esos que observen la Fiesta de la Misericordia. El Papa Juan Pablo II, que ha subrayado repetidamente la consideración del mensaje de misericordia de Dios, nos ha exhortado a que, “La Iglesia del nuevo Adviento… debe ser la Iglesia de la Eucaristía y de la Penitencia”.

La Divina Misericordia en esta novena:

Cuando nos referimos a la divina misericordia estamos hablando de una devoción cristiana promovida principalmente por la iglesia católica. La misma se encuentra orientada a la misericordia de Dios y el poder del mismo. Es considerada como un género de la vida cristiana.

La novena al señor de la misericordia se practica principalmente durante el mes de abril. Esto se debe a que la fiesta de la divina misericordia es el domingo siguiente a la Pascua. Se suele realizar a las tres de la tarde.

Muchas personas rezan esta novena a Jesús misericordioso con el objetivo de obtener el perdón de las penas y culpas merecidas por haber pecado.

Un dato muy interesante es que la primera ciudad de la divina misericordia está ubicada en Argentina.

La divina misericordia comenzó a tener más relevancia en este último tiempo gracias a que Juan Pablo II proclamó el primer domingo después de Pascuas como la fiesta de la misma. La relevancia de la novena a Jesús de la misericordia comenzó a ser mayor desde entonces.

novena de la divina misericordia

¿Qué te pareció esta novena de la divina misericordia?

Anteriormente pudiste encontrar una novena de la divina misericordia completa, desde el día 1 hasta el día 9. También incluimos una oración extra para que puedas finalizar el rezo, en el día final.

Durante el mes de abril es cuando se suele hacer el rezo de la novena del señor de la misericordia y con esta recopilación de los nueve días podrás completarla. También es posible que la realices en otros momentos siempre y cuando se mantenga la fe, esto dependerá de cada persona.

Con la novena divina misericordia que aquí te enseñamos podrás llevar a cabo el rezo para confiar en Jesús y que los pecados sean perdonados. Recuerda que él no será nuestro juez sino nuestro salvador misericordioso.

Conoce otras novenas como esta: